miércoles

PERFUME DE ROSA


Amor mío
la tierra más fértil
no la hemos sembrado todavía,
la más verde primavera
todavía no ha llegado...

No hemos encontrado todavía
el tesoro más grande
ni el camino más corto,
la más hermosa canción aún no la hemos cantado
ni hemos comido todavía la fruta más madura
ni hemos bebido el mejor de los vinos...
y estoy seguro
que las palabras más dulces
que tenemos para decirnos
todavía no las hemos dicho...

no te vayas entonces
quédate, quédate conmigo
y esperemos juntos los días más felices
que todavía no hemos vivido.

No, no te vayas amor mío
quédate un poquito más,
este mal tiempo no es eterno
pasará ya lo verás,
si aún me quieres amor mío
quédate un poquito más
quédate conmigo un poco más
pues afuera en el jardín
la rosa más hermosa aún no floreció.

Y yo amor mío aún no te di
todo lo bueno que hay en mí
aún no te amé ni te besé como yo sé...

No, no te vayas amor mío
quédate un poquito más,
algo me dice que la suerte cambiará, no se por qué,
tras la tormenta el cielo aclara
brillará de nuevo el sol,
serás la reina de la vida
cantarás y bailarás
y yo contigo bailaré y cantaré...

No, no te vayas amor mío
quédate un poquito más,
este mal tiempo no es eterno
pasará ya lo verás,
si aún me quieres amor mío
quédate un poquito más,
quédate conmigo un poco más
pues afuera en el jardín
la rosa más hermosa aún no floreció...

sábado

NACISTE PARA ESCRIBIR


Naciste para inventar
un beso y una sonrisa
la emoción en el mirar,
el calor de una caricia...
naciste para sufrir
y sufrir te hizo más fuerte,
naciste para escribir,
yo nací para quererte.

Naciste para traer
al mundo dos criaturas,
darles tu amor y tu fe,
vestirlas con tu ternura...
enseñarlas a vivir
y darles tu apoyo siempre,
naciste para escribir,
yo nací para quererte.

Naciste para encender
una luz en la negrura,
para en mi vida poner
el amor y la dulzura...
naciste para sentir,
sentir como el que más siente...
naciste para escribir,
yo nací para quererte.

Naciste para mirar
junto al mar atardecer,
porque estás hecha de mar,
porque el mar está en tu ser...
naciste para morir
junto al mar, tu mar inerte,
naciste para escribir,
yo nací para quererte.

Naciste para tener
tres amores bien distintos,
unos cubiertos de ayer,
otro de andar el camino...
naciste para partir
tu corazón en tres partes,
naciste para escribir,
yo nací para adorarte.

Naciste para luchar
para luchar por vivir,
para dar a los demás,
pedir poco para ti...
para estar unida a mí
en la distancia por siempre,
naciste para escribir,
yo nací para quererte.

viernes

INCLUSO AYER


Ya era tarde, ni mis brazos,
como hiedra, te abrazaban,
ni tus ojos me miraban
con aquel fulgor de antaño;
el invierno nos helaba
del corazón a la piel,
ya era tarde, susurraba,
ya era tarde incluso ayer.

Ya era tarde, mis palabras
eran dudas sin aliento,
y se las llevaba el viento
hacia imposibles distancias;
tus marchitos sentimientos
eran flores de papel,
ya era tarde para el beso,
ya era tarde incluso ayer.

Las ilusiones perdidas
se redujeron a nada,
las promesas fueron agua
que entre los dedos huían;
ya era tarde para el alba,
para un nuevo amanecer,
para curarnos el alma
ya era tarde incluso ayer.

Por eso dejé tus brazos
aquella oscura mañana,
un adiós sobre la calma
cerró la puerta despacio...
ni una queja de tus labios,
ni un dolor, ni un padecer,
sólo el vacío gritando
que era tarde...incluso ayer.